Grabaciones
Artículos
Suscripción



           

           Entrar
       
           

         ¿Y la contraseña?

            

           Tu perfil

Contactar



         

          Mi perro me traerá tu mensaje

La Luna Progresada en Sagitario.

Los nacidos con la luna en este signo tienen mas posibilidades que nadie para llegar a ser sabios, y sus mentes planean allá por las alturas, muy por encima de la media del común de los mortales.
Su carácter franco y agradable es natural, y se granjean la simpatía con facilidad.
Pero los hay también que sufren una desorientación total, y se pasan la vida corriendo en círculos persiguiendo quimeras y espejismos.
La Luna no se encuentra en principio del todo cómoda en este signo de desarraigo e inestabilidad.
Demasiadas…”mudanzas” durante la infancia.

Sagitario es un signo mutable, y su paradoja reside en un conflicto intimo entre el instinto de libertad y su apego por los convencionalismos, lo que a veces determina una cierta hipocresía.
Ni moros ni cristianos. En sagitario rara vez encontramos un equilibrio entre los extremos. Los nacidos bajo este signo pueden ser lo que obtienes cuando cruzas un idealista libertario con la sobrina de un cacique.

El signo de Sagitario es el ultimo de la trinidad de fuego, y encarna además su mutabilidad.
Su símbolo es el arquero centauro.
Es este el signo de las posibilidades de la conciencia del ser, de la camaradería y la hermandad.
El instinto animal de Aries queda plasmado en su cuerpo de caballo, la humanidad de Leo en su torso de hombre.
El arco, tensado, es la tentativa de su espíritu, la trayectoria de la flecha y la diana final son… el camino para llegar a si mismo.

Observada desde la perspectiva de las progresiones secundarias, con la Luna progresada en el signo anterior a Sagitario, es decir: en Escorpio, a menudo nos encontramos con situaciones dolorosas, u obsesivas. Uno puede estar luchando para “dejar algo atrás”.
Cuando la Luna progresada se topa con Sagitario, a menudo esto coincide con una posibilidad de “liberación”.

Con la progresión en Sagitario, encontramos que el individuo, luchando por liberarse de algo que en Escorpio le torturaba, cree encontrar la luz al final del túnel.
Puede ser que las experiencias de Escorpio acaben por ir destilando una nueva…filosofía de vida.

Un viaje al extranjero, embarcarse en nuevos estudios, ilusionarse de nuevo por la vida, encontrar algo por lo que vale la pena luchar, esto es lo que suele ocurrir en los primeros grados del signo, y aquí, lo importante, es dejarse llevar por ese nuevo impulso, y tener fe en si mismo y en el futuro, dejando atrás rencores y rencillas.

Pero tengo que confesar, que he visto a menudo como el proceso se desvirtua rápidamente.
Uno puede, en los primeros grados de Sagitario, introducirse inconscientemente en algún tipo de estado psicologico que implica un sutil mecanismo de defensa basado en una… huida de la realidad.

Desde la simple “amnesia”, de aquel que ha decidido sencillamente “bloquear” el flujo emocional, hasta el fanatismo del justiciero que pretende imponerse a los “infieles” para “re equilibrar la balanza” y se encierra en un individualismo feroz, o quizas tambien aquel que adopta una actitud festiva y una sospechosa apariencia de euforia… algo parece quedar suspendido en un ingrávido vacío.
Es posible que este proceso sea necesario, y saludable, pero solamente si es algo temporal.

Según la luna va penetrando hacia el interior del signo, será importante ir “aterrizando”, y no hay nada mejor para ello que buscar algo que permita estabilizar el nuevo impulso en una dirección concreta.
Toda hoguera necesita leña, y toda idea o proyecto necesita un esfuerzo continuado y medios para sacarlo adelante. El problema sin embargo durante esta parte central del periplo lunar, es que uno puede fácilmente “aferrarse” a unas formas, a unas creencias, a unas…conquistas, o a la idolatría de unos “símbolos de estatus”, sean sociales, económicos o espirituales, fijándose alrededor de la necesidad de… mostrar que uno está “a la altura” de las altas expectativas que uno puede haberse creado.

Esto puede mostrarnos quizás hasta que punto uno no ha logrado sanar las heridas de Escorpio, y está aún tratando de llamar la atención para “sentirse valorado”, o para que el entorno “le de” la razón.

Y es precisamente aquí, que uno tiene la posibilidad de comprender cuan importante es manifestar sus aspiraciones realmente a través de las “formas”, en vez de idealizar el objeto de su deseo.

Los ideales son solo castillos en el aire si no se integran como parte de autenticas escalas de valores personales. En estos grados centrales del signo, uno tiene la posibilidad de escoger, realmente, y de hacer “suya”, la dirección de su propia vida.

La promesa Sagitariana de una vida plena es solo realizable si uno está dispuesto a pagar “su precio”. Y esto quiere decir hacer las paces con, -en vez de juzgar- la naturaleza de su propia encarnación, y lo irracional de los instintos.

Cuando esto ocurre, algo totalmente nuevo sucede a nuestro alrededor.
De pronto, veremos como desde el entorno todos giran la mirada, por que lo que están “viendo”, es alguien que ha sabido incorporar la lección.
Su “ejemplo”, es el faro que iluminará el camino a otros. Aquí aparece realmente el guia, el comunicador, el maestro. O tambien los “compañeros de viaje”.

En el caso contrario, y en los últimos grados del signo se puede producir una tremenda agitación nerviosa, mientras uno continua gesticulando para tratar de “que le sigan”, y obtener una “atención”, que sin embargo… uno no obtiene. Puede ser este un momento de tremenda desorientación, porque aquí uno puede sentir…que en el fondo, ha perdido su verdad y su rumbo.

Todo fin de un signo mutable implica un cambio drastico de dirección. Acercarse a Capricornio implica una toma de responsabilidad, o la “encarnación” de un ideal, y quizás al final de Sagitario aparece la “voz” del maestro, que indica la dirección correcta. Esa voz puede venir de dentro o puede aparecer desde el entorno, al abrirse uno a recibir la información.

En los últimos grados del signo, y justo antes de que la Luna entre por fin en la “madurez” del signo de Capricornio, y tenga su enfrentamiento con la realidad, uno se abre a la posibilidad de encontrarse cara a cara con… su verdad.

Es decir, diferenciar entre el genuino mensaje de su alma, y los sueños infantiles, las falsas expectativas y las mentiras que uno ha cultivado en su fuero interno.

Ese es el camino hacia la libertad.

Una vez tomado conciencia de esto, en Capricornio uno tiene dos opciones:

Perpetuarse en la caverna…como un guardián mas…dandole la espalda  a la luz,  haciendo como que uno…”no ve”.
O restablecer orden en casa.

Desde Libra hasta el final de Sagitario, uno puede haber centrado su atención alrededor del “otro”, pero al llegar al ultimo cuadrante del Zodiaco, la atención se debe girar en una dirección diferente.
Toca reconsolidar su papel en el mundo, desde el resultado de todo lo aprendido.
En Capricornio, podrá uno hacerse verdaderamente responsable de su vida, y no habrá mas limite que el tiempo…que a uno le queda por vivir…para ir desenmascarandose.

Si esta progresión coincide con una fase lunar creciente, entre la Luna Nueva y el Cuarto Creciente, la adaptación al entorno facilitará la formulación de nuevos ideales y proyectos, pero tambien puede ser que a uno le cueste mas distinguir entre las realidades objetivas y sus propios juicios de valor.

Entre el Cuarto Creciente y la Luna Llena, uno puede aplicarse al maximo hacia la consecución de unos objetivos de largo alcance.

En su fase menguante, entre la Luna Llena y el Cuarto Menguante, el reto consistirá en no pretender extenderse eternamente, sino en comenzar a interiorizar el proceso de aprendizaje, pero sin desligarse de las actividades mundanas y en la camaraderia de aquellos con quienes uno comparte el camino.

Una progresion lunar en Sagitario coincidiendo con el final del ciclo menguante, nos verá dejando atrás creencias e ideales caducos. Mostrará la necesidad de hallar una formulación final, considerando el fruto de las lecciones de la vida, quizás entregandose a una obra que será un legado… para los que vengan despues.

Doy por concluida esta serie de doce lunas, aunque quizás escriba alguna conclusión en un proximo blog.

Mi mas sincero agradecimiento a aquellos que me han ido acompañando en este zigzagueante viaje a través del zodiaco que empezé a finales de Noviembre. Especialmente a los que han tenido la generosidad de compartir sus propios testimonios.
Sois vosotros los que le aportais sentido al viaje!
Muchisimas gracias, y por favor, dejadme aquí vuestros testimonios sobre vuestra progresión lunar en Sagitario!

En breve tendré a vuestra disposición la versión en libro de este tema, que espero os interese comprar, porque así podré yo reabastecerme de provisiones para una proxima travesía.
El libro incluye un mapa de las progresiones de la Luna personalizado, donde podrás saber exactamente “donde estas…y donde has estado…y lo que te espera tras el proximo recodo del camino.

Feliz viaje de regreso!

No comments yet.

Deja un comentario


Informacion Legal
Terminos & Condiciones
| Politica de Privacidad | Aviso Legal | Contactar 

_________________________________________________________

astrologiadelafuente.com - © 2011~2014
Todos Los Derechos Reservados - Juan de la Fuente - St Esteve de Palautordera, España