Grabaciones
Artículos
Suscripción



           

           Entrar
       
           

         ¿Y la contraseña?

            

           Tu perfil

Contactar



         

          Mi perro me traerá tu mensaje

La Luna Progresada en Piscis

Escribo este articulo en respuesta a la carta de Gabriel, el primero en responder a mi primer blog sobre las progresiones secundarias.

Hola Gabriel!
 

La fase sinodica entre tu Luna progresada a 15º de Piscis y tu Sol progresado a 7º de Aries es conocida como fase balsámica, y corresponde a los ultimos tres dias del ciclo de lunación, y consecuentemente eso nos referirá a los ultimos tres años anteriores a la Nueva Luna.

Algo muy importante:
Astronómicamente hablando, la fase balsamica se caracteriza por el oscurecimiento total de la Luna, lo que sugiere que la Luna está recibiendo la luz solar…sobre su cara oculta.

Es importante recalcar que una fase balsamica progresada, -en general-, coincide con una epoca de la vida en la que estamos siendo testigos del ocaso, la desintegración, o desvitalización de un ciclo entero de 28 años que comenzó durante la ultima Luna Nueva.

Lo más caracteristico de esta fase es un sentimiento de confusión, teñido de añoranza y melancolia por tantas cosas de la vida que uno siente que está dejando atrás.

Viejos modos de pensar,o de sentir, que si bién en otra epoca aportaban luz y  sentido, ahora ya ván quedando obsoletos.

La calidad de una fase balsamica dependerá de nuestra capacidad  de comprender…y aceptar, que lo que a uno le toca ahora, es ir desprendiendose de las viejas formas.

Cuanto más uno se aferre al pasado, más doloroso y caotico será el proceso, hasta el punto de poder caer en el victimismo, o buscar “escapatorias artificiales", dandole la espalda a la realidad.

En ocasiones, esta fase puede coincidir con el hecho de verse atrapado en situaciones en las que aparentemente uno ha perdido el control, y que són el resultado de decisiones y actuaciones pasadas.

Esta aparente perdida de voluntad, es, paradojicamente una gran oportunidad, porque lo que ocurre aquí es que uno puede a traves de esto comprender hasta que punto la voluntad personal, y la auto-afirmación egoica, no són nada comparadas con las fuerzas del inconsciente que subyacen bajo la superficie de nuestros “deseos”.

Lasitud, o actitudes derrotistas pueden ser el síntoma de una personalidad que está viendo sus murallas derrumbarse.

Pero si uno puede entregarse a ese proceso con fé y confianza en la vida,  paradojicamente ahí mismo comienza a germinar una nueva semilla de futuro, porque la fase balsamica no es solo la desintegración, sino también la gestación necesaria a un nuevo ciclo vital.

De ahi la importancia de sacar conclusiones practicas y positivas de todo aquello que uno ha vivido y aprendido en el proceso.

Como verás, una fase balsamica comparte ciertas caracteristicas con el signo de Piscis, de modo que al tener ambas progresiones simultaneamente “coloreando” el paisaje, la temática se refuerza.

“Quien pudiera ser piedra en el camino…quien pudiera…no ser nada,
Navegar por los mares sin destino, quien pudiera…quien pudiera.”

Al entrar la luna en Piscis, uno se encuentra teniendo que reconocer, que las altas expectativas e ilusiones que uno habia proyectado en la fase anterior, se enfrentan a una realidad que nos afecta a un nivel emocional muy profundo.

El no querer reconocer un fracaso relativo, y la desilusión que ello implica, puede llevarnos a la resignación, o a buscar vias de huida de ciertas responsabilidades, o a culpar al “cruel destino”.  

Tener que soportar la carga de “obligaciones”, en soledad, o responsabilizarse de las consecuencias de decisiones pasadas, són la nota fundemental de los primeros meses de esta progresión lunar.

En la medida que uno se acerca a los grados centrales del signo, la tonalidad empieza a transformarse.

Uno puede empezar a aceptar la rutina que la nueva situación exige, y, en ello, comenzar tambien a vislumbrar nuevas posibilidades, aunque las circunstancias continuen siendo tales que la voluntad personal siga estando a la merced de estas rutinas.

Sin embargo, y a nivel mental, puede que, de manera repentina o insospechada, nuevas fuentes de información se hagan accesibles, o nuevas amistades y relaciones aparezcan en la vida, que nos aportan claves importantes que le permiten a uno “compartir” con otros, las sutiles visiones que ván formandose en el espiritu.

Lo importante, durante la fase central del ciclo, es estar dispuesto a reformar las propias estructuras de pensamiento, y abrirse a conceptos nuevos sobre la naturaleza  de la existencia.
La resistencia a estos procesos desencadenaría una cristalización cada vez mayor de la personalidad en las posturas victimistas, mientras uno se aferra a sus “razones”.

La intensa actividad psiquica de esta fase alcanzará, durante el ultimo tercio del signo sus características más marcadas. Mas valdrá aprender a navegar.

Hacia el final del signo, puede ser que se haga inevitable tener que realizar algún tipo de sacrificio.

Es esta ultima, una fase caotica, donde la emotividad adquiere connotaciones casi incontrolables, que pueden resultar muy peligrosas para el equilibrio general de la personalidad, llegando hasta el punto de perder el control, en cuyo caso, las cascadas de acontecimientos pueden arrastrarlo a uno hacia  algún tipo de abismo, del que no pueda salir.

Sin embargo, para aquel que interiormente ya ha decidido que va a sobrevivir, estos ultimos grados, o meses de progresión lunar pueden traer experiencias realmente mágicas. Al sentir que, abriendose de par en par a “lo que la vida quiera traerle”, el mundo le devuelve la mirada con la más poetica y  desgarradora generosidad.

En cualquier caso, el ultimo grado de Piscis es el lugar de todos los finales y todos los comienzos.

Solo en los casos en que  la amargura es el residuo destilado de toda la fase Piscis, la siguiente fase Aries estará marcada o condicionada por un sentimiento de revancha y un egocentrismo feroz.

De ahi la importancia del perdon, de perdonar y perdonarse, para evitar así volver a reproducir una vez mas las pautas del pasado que Piscis recomienda disolver en el oceano de la redención.

La casa natal donde estas progresiones tengan lugar ofrecerá matices acerca del campo especifico que recibirá el impacto de este proceso.

Sobre una casa sexta puede afectar la salud y el trabajo.
Una casa novena exacerbará la necesidad de alcanzar lo lejano.
En la siete y en la uno las relaciones interpersonales y el propio concepto de uno mismo, serán el escenario propicio para la peregrinación de la luna a lo largo y ancho de los multiples paisajes  del signo.

La Luna progresada es un peregrino que recorre la vida, alimentandose a cada paso de la experiencia.

Espero Gabriel, que estas notas respondan a tu curiosidad.

Gracias.

En el siguiente Blog, miraremos las dinamicas de la Luna progresada en Geminis.

Hola lector. Si no conoces la posición de tu Luna Progresada, escribeme y la buscaremos, y para aquellos que tengais curiosidad por saber algo acerca de su sentido, escribidme también, pero “brevemente”,  dadme su posición y la miraremos.

Un saludo a todos y hasta muy pronto!

Juan de la Fuente.

¿Eres SUSCRIPTOR de astrologiadelafuente.com?

Inserta tu Usuario y Password para descargar tu copia de mi libro sobre las Progresiones Secundarias de la Luna.

O simplemente haz desaparecer este mensaje haciendo click con tu ratón fuera de este recuadro

Password olvidado?
Crea tu cuenta

No comments yet.

Deja un comentario


Informacion Legal
Terminos & Condiciones
| Politica de Privacidad | Aviso Legal | Contactar 

_________________________________________________________

astrologiadelafuente.com - © 2011~2014
Todos Los Derechos Reservados - Juan de la Fuente - St Esteve de Palautordera, España