Grabaciones
Artículos
Suscripción



           

           Entrar
       
           

         ¿Y la contraseña?

            

           Tu perfil

Contactar



         

          Mi perro me traerá tu mensaje

La Luna Progresada 3. (Progresiones Secundarias).

Vuelvo a hacer una pausa  en el camino, mientras en AstroBlog faltan aún cinco capitulos para completar las doce Lunas del Zodiaco, para extenderme un poco mas en las profundidades de la técnica de las progresiones secundárias.

Este artículo por lo tanto sigue la linea iniciada por:
La Luna Progresada
La Luna Progresada2.

Si no los has leido, te los aconsejo. Están por aquí en el astroblog!

Al observar la Luna progresada por los signos del zodiaco, podemos ir vislumbrando el modo en que la vida nos lleva a experimentar toda la gama de facetas disponibles al campo de percepción humano representado por el zodiaco.

Al observarla a través de las Casas de la carta natal, recibimos una información suplementária,
porque la Casas nos indicarán areas de la vida donde las vicisitudes de la Luna vendrán a alimentar el concepto que uno desarrolla acerca de esas mismas “zonas” de relación con la vida.

Los aspectos de la Luna Progresada a otros cuerpos celestes de la carta añadirán otras connotaciones y matices, y nos ofrecerán información acerca del tipo, o cualidad de relación que uno ha establecido hasta ese momento con el arquetipo en cuestion simbolizado por ese otro planeta, a traves de las vivencias que coincidan en el tiempo con la formación de esos aspectos.

Los angulos que entre sí forman la Luna y el Sol Progresados establecen una categoría especial, ya que encuadran la naturaleza de las vicisitudes de nuestras vidas al interior de un marco temporal muy especifico de entre 28 y 29 años. Este ciclo define la “fase lunar” particular a cada momento, y por lo tanto coloreará inequivocamente las características de la experiencia durante el pasaje de la Luna por un signo u otro.
Este es El Ciclo Soli-Lunar en Progresiones Secundarias, que fué el tema de un seminario que ofrecí en Londres, en el centro de Astrologia Psicologica, allá por la primavera del año 2001.

Con respecto a este ciclo en concreto, os puedo asegurar que su observación merece una consulta astrológica exclusivamente dedicada a este ciclo, pues puede ser tan revelador acerca de la estructura de nuestro desarrollo como el ciclo de saturno, con quien por cierto comparte la misma cadencia, aunque sus posiciones en el tiempo sean diferentes.

Acerca de este ciclo soli-lunar progresado, hay un parametro bastante desconocido, aunque era un parametro habitual para los astrologos arabes, y este es el Hyleg.

El Hyleg es el lugar exacto de la carta natal donde se produjo “La ultima Luna Nueva ántes del nacimiento”, y la encontraremos siempre a menos de 28 º de arco por detrás del Sol natal.

El Hyleg no es en si mismo, -o al menos esa es la conclusión a la que he llegado en mis estudios,-
un lugar necesariamente sensible de la carta, o no de ninguna manera obvia o contundente, excepto por la importancia que tiene la observación de “cualquier planeta que forme un aspecto con el grado del Hyleg” .

Este aspecto entre un planeta natal y la posición del Hyleg no se puede considerar como un otro aspecto cualquiera, porque en si “no refleja rasgos de personalidad”, a no ser que entendamos la personalidad como una estructura que se vá formando con el tiempo, en cuyo caso si puede tener su importancia en la observación de la carta natal “en la medida en que ese planeta, o planetas natales en aspecto al Hyleg estarán en aspecto al Sol y a la Luna progresada cada vez que estos vuelvan a estar en conjunción por progresión secundária”.

Si Saturno por ejemplo esta en aspecto al Hyleg, cada  Luna Nueva Progresada posterior al nacimiento estará en aspecto con Saturno.

Si concebimos la conjunción Sol-Luna (Luna Nueva), como simbolo de la función creadora entre los principios femeninos y masculino, el planeta que aspecta la Luna Nueva podría ser considerado como un “agente condicionante” de la naturaleza del ciclo que comienza.

Esto puede llevarnos a conjeturar que esta posición ( el Hyleg), podría llegar a tener una tremenda importancia en la carta.

Pero en la practica no es tan facilmente observable “el modo en que el planeta aspectando al Hyleg” se manifiesta a través del desarrollo de la personalidad del individuo, porque -no olvidemos- este aspecto será compartido por todos los seres humanos nacidos a lo largo de como minimo, un mes de tiempo real.

Es la marca de una gigantesca eyaculación, donde la vida intentará que al menos unos cuantos individuos “encarnen”, como fruto de esa lunación, el proceso evolutivo inherente al planeta “condicionante” de esa lunación, a lo largo del devenir de la existencia enmarcado en la simbología ciclica del ciclo soli-lunar en progresiones secundarias.

El Hyleg de Jacques Ives Cousteau, está en aspecto a Neptuno.
El Hyleg de Alexander Flemming está en aspecto a Pluton- Marte
El Hyleg de Antoine de Saint Exupery está en aspecto a Saturno.
El Hyleg de Carl Gustav Jung está en aspecto a los Nodos de la Luna.

Cada uno de estos individuos, y a traves del pulso de las Lunaciones Progresadas, hán manifestado algún aspecto particular del “arquetipo fecundante”, a través de su vocación y su oficio.

Este ciclo es muy particular, y su observación a través de la carta natal puede resultar muy revelador a la hora de plantearse la siguiente pregunta:

¿Que es aquello que la vida está intentando manifestar a través de mi existencia?

Existe otra dimensión alrededor del tema de la Luna Progresada, y que se refiere a su observación conjunta con la Luna Progresada Conversa. Es decir, la posición de la Luna a través de las Progresiones Conversas, que són las que colocan a la Luna mirando hacia el pasado anterior al nacimiento.

Esta Luna forma un reflejo, o imagen espejo de la Luna Progresada, y viaja en el sentido contrario al de la Luna Progresada.

Estos parametros forman parte de observaciones e investigaciones de muy hondo calado y no són recomendables a no ser que uno tenga una idea muy clara de “lo que anda buscando”.

Mas accesible puede ser la observación de la Luna Progresada comparandola con la progresión de la Luna frente al marco del Zodiaco Sideral, en vez del Zodiaco Tropical sobre el cual lo observamos habitualmente.
Si alguien quiere atreverse con esta última, le sugiero el siguiente ejercicio.
Localiza en el tiempo las fechas cuando tu Luna Progresada sobre el Zodiaco Tropical viajaba entre el grado 23 y grado 24 de cada signo. Este es el momento en que la Luna Progresada Sideral cambia de signo, entrando en la constelación analoga al signo tropical, ya que 23 grados es  la proporción de deriva existente entre ambos zodiacos a causa de la precesión de los equinoccios.

Ejercita la reflexión intentando localizar en la memoria esas fechas sabiendo que estamos mirando a un periodo de tiempo de un mes o dos alrededor de las fechas concretas.

Observa cualquier cosa que te llame la atención acerca de ese periodo.
Haz lo mismo con la Luna en cada signo, hasta donde la memoria te lo permita.

Si alguien tiene alguna observación que hacer al respecto de esa luna en los grados 23 y 24, que me la cuente.

Luego miraremos que conclusiones se pueden sacar de esta observación.

Bien, como veis, hoy me he puesto mi sombrero de cucurucho de astrólogo investigador para compartir con vosotros las elucubraciones de este vuestro humilde asteróforo reincidente.

Un saludo a todos,

Juan.

No comments yet.

Deja un comentario


Informacion Legal
Terminos & Condiciones
| Politica de Privacidad | Aviso Legal | Contactar 

_________________________________________________________

astrologiadelafuente.com - © 2011~2014
Todos Los Derechos Reservados - Juan de la Fuente - St Esteve de Palautordera, España