Grabaciones
Artículos
Suscripción



           

           Entrar
       
           

         ¿Y la contraseña?

            

           Tu perfil

Contactar



         

          Mi perro me traerá tu mensaje

Cuadratura Urano Plutón, una perspectiva contestataria

El fenómeno astronómico conocido como la cuadratura Urano-Plutón inspira rios de tinta desde los cuatro puntos cardinales.

La interpretación más en voga de este aspecto celeste parece ensalzar las virtudes renovadoras y revolucionarias de Urano en Aries bajo un eslogan…

”Estamos Hasta Los Cojones…”
– y apuntando con dedo acusador a Plutón en Capricornio –
“…De La Plutocracia En El Poder”-.

Ciertamente esta representación es lógica, y muy certera, pues la perdida de confianza en la solidez y estabilidad del sistema (Plutón en Capricornio) ha provocado un duro despertar de conciencia para muchos.
En España, de la noche a la mañana se ha pasado de ser supuestamente la 8ª potencia mundial, a la necesidad de reinventarse en la lucha por la supervivencia (Urano en Aries).
Consecuencia de esto, Urano parece representar la agitación reinante además de simbolizar los descontentos sociales, -promotores de un cambio de dirección drástica- y la necesidad de romper y liberarse de moldes pasados que se han evidenciado obsoletos para afrontar los nuevos retos.

Esto último responde bastante a la naturaleza dinámica de una cuadratura creciente. Por lo tanto, y desde esta perspectiva, el significado de este aspecto historico parece indiscutible, y para quienes nos inflamamos con el ardor revolucionario…es una interpretación halagadora… y autocomplaciente.

Pero no puedo dejar de sentir que algo se nos escapa si nos limitamos a este tipo de interpretación, ya que nos encontramos con un fenómeno celeste observado desde el exclusivo prisma de su posición en el Zodiaco Tropical. Este tipo de zodíaco es, -ante todo- un prisma revelador de identificaciones que aunque parezcan muy “reales” al mismo tiempo son muy susceptibles de producir interpretaciones sesgadas.
Al estar centrado en la relación exclusiva Sol-Tierra, el Zodiaco Tropical se olvida completamente de la posición real de las constelaciones de la eclíptica, (nuestra unidad con el cosmos) y nos muestra nuestro mundo observado desde la dualidad. Un ejemplo de dualidad es la producida por la excesiva identificación personal del observador con el arquetipo Urano -por ejemplo-, en detrimento de otro arquetipo como Plutón.
 

“Los unos” se indignan por las injusticias impuestas “por los cleptocratas de arriba”, (Plutón en Capricornio) mientras “los otros” vigilan con inquietud los movimientos sociales que “desde abajo” (Urano en Aries) amenazan con socavar la autoridad bajo la cual ocultan sus mezquinas intenciones.
Pero “los unos y los otros” son intercambiables.
Como se suele decir: "lo que está arriba es como lo que está abajo", lo que demuestra que si le das al de abajo la oportunidad de subir, este se acaba convirtiendo en el de arriba, le pisa el cuello al que ahora esté abajo… y la historia se perpetua.

Nada ha cambiado, no hay nada nuevo bajo el Sol!!
No quiero dar la lata al que no lo quiera escuchar, pero el Zodíaco Tropical, -como en el salon de los espejos en el cual constantemente nos observamos-, revela nuestro patetico intento de aportar una justificación y un sentido a todo lo que hacemos. Y así, por muchas vueltas que le demos… siempre se nos quedan cabos sueltos. La carta Tropical, en si, dificilmente permite atravesar el espejo de la ilusión, porque su función es precisamente…describir la ilusión en la que vivimos.

Es posible que solamente la observación del fenómeno celeste frente a las constelaciones reales del Zodíaco Sideral nos pueda mostrar el lugar que toda esta crisis ocupa en nuestra relación con el universo, o mejor dicho, aquello que perdemos de vista al olvidar dirigir la mirada más allá. En este otro zodíaco, el Sideral, la cuadratura ocurre frente a las constelaciones de Piscis y de Sagitario.
No quiero extenderme sobre esto en este artículo, porque deseo acercarme al arquetipo de Urano, pero si deseas saber algo más acerca del Zodíaco sideral, hay una grabacion sobre el tema en la este enlace.
Evidentemente lo que perdemos de vista tiene algo que ver con el hecho de que, como especie supuestamente civilizada e inteligente, navegamos a la deriva sin rumbo, sin esperanzas y sin dirección. Victimas de nuestra propia locura, (Urano en Piscis Sideral) y sin propósitos a largo alcance (Plutón en Sagitario Sideral).  En el fondo habitamos un oceano çósmico capaz de proveer abundancia y esperanza para todas las criaturas, pero como ya "no lo vemos", evidentemente habrá que pelearse a codazos (Aries) para proteger cada cual lo suyo (Capricornio). Sobrevivir en la escasez.

 

 

URANO

Puesto que los adjetivos “rebelde, imprevisible e incorformista” están asociados al Urano astrológico, no creo que este se ofenda demasiado si me atrevo a sugerir una interpretacion…”rebelde, imprevisible e inconformista” que rompa con la tradición y con los cliches asociados popularmente a este planeta.

 

 


Urano no es el planeta de la individualidad, sino de la colectividad.

Se suele decir que un Urano prominente en una carta natal coincide con el individuo que busca resaltar como “diferente” en el seno de un grupo.
Esto no quiere decir que esa persona esté especialmente individualizada, sino que, bien al contrario, al faltarle un punto de referencia interno sobre el cual apoyar su sentimiento de identidad própia, creé necesitar antagonizar, para reforzarse.
En la medida en que uno cree tener que ser diferente a los demás, en la misma medida eso demuestra hasta que punto uno coloca a “los demás” como punto central de referencia en su vida, por mucho que insista en que “no le importa lo que piensen de él”. El verdadero símbolo de la individualidad… es Saturno.
 

Urano no es el planeta de la libertad personal, sino de la uniformización dictatorial.
Oculto tras aquello que se denomina “el bien común”, encontramos la negación más absoluta de esa libertad. Puede que Urano ande siempre repartiendo eslogans de libertad, pero su tendencia es siempre la de imponer a los demás “su própio“ concepto de libertad.
Da igual que sean de izquierdas o de derechas, a ellos les gusta meternos a todos en el mismo saco, y todos participan de lo uraniano en su fascistoide tendencia de creer que ellos son los únicos que tienen razón. Urano es más bien de derechas, las izquierdas son ante todo Neptunianas en su identificación con “los desfavorecidos”.
Urano no es abierto de espíritu, pues en realidad, el uraniano es de ideas fijas, de las que le resulta imposible des-identificarse. Por ellas puede ser obcecado y estúpido, y a eso, él lo llama “defender sus principios”. La libertad personal es Marte.

Creo que podemos, -y debemos- ser capaces de poner en tela de juicio nuestras propias convicciones y prejuicios, si realmente queremos encarnar el espíritu de cambio que tanto pregonamos… antes de dar un paso.

¿Por qué?

Porque de modo contrario nos arriesgamos a apretar precipitadamente el gatillo…solo para descubrir el instante despues… que aquello contra lo cual hemos disparado…era tambien una parte de nosotros mismos.

Urano en Aries no es el pueblo que retoma su libertad y las riendas de su destino.
Urano en Aries nos muestra la ofensiva en toda regla de las multinacionales, de los mercados, y de los circulos de tecnocratas fanáticos de la universalización de La Idea Unica.
La revolución industrial y tecnológica tuvo en su momento como fuerza motriz el deseo prometéico de liberar al hombre de la esclavitud del trabajo gracias a las máquinas.
¿Que ha podido ir mal, para que el resultado sea que el hombre se sienta un extraño, un instrumento prescindible en este mundo tecnológico?

Urano en Aries sucede, por ejemplo, cada vez que tu compañía telefónica te factura lo que le dá la gana, y te obliga a invertir interminables horas en delirantes esfuerzos para orientarte en sus laberintos y reclamar lo que es tuyo. Te van pasando como en un partido de ping-pong de un “agente comercial” a otro, -androides todos-, sin dejarte la más mínima posibilidad de vertelas cara a cara con los maquiavelicos estafadores que diseñan todos estos procedimientos y cuyo unico objetivo es derrotar tu voluntad y tu paciencia para que tires la toalla y te dejes robar.
El atracador tradicional decia “la bolsa o la vida”, los atracadores modernos te exigen “tu dinero o tu tiempo”.
Urano es la voz del teleoperador que, frente a tu irritación despues de que por quinta vez en una misma tarde te vuelven a pedir tu nombre y tu DNI y que, por favor explique el motivo de su llamada, va y te dice:
-“Lo siento caballero, yo no tengo la culpa, solamente puedo informarle de las instrucciones del sistema”-.

Lo que evidentemente es tán consolador como la disculpa del miembro de un pelotón de fusilamiento antes de dispararte.
-”Entiendame Sr, no es nada personal, solo obedezco ordenes”-
“Tranquilo hombre, tu dispara tranquilo, que no me lo voy a tomar a mal”
.

El problema es ese precisamente, que ya no es ni siquiera…personal, todo es la quintaesencia de la impersonalidad uraniana. Y uno, abnegado, cede por civismo acuariano.

Hace tiempo que no me dejo chantajear por ello, e insulto al androide sin mas contemplaciones,
!A ti te pagan para dar la cara, ahora te jodes y me aguantas la bronca, y si no te gusta, buscate un trabajo decente!

Así funciona la dictadura. Y no puedes escapar, porque como clones las unas de las otras, todas las compañias telefonicas funcionan según el mismo molde.

Urano en Aries es la ofensiva frontal de “invisibles patrones de funcionamiento automáticos”, axiomas dogmáticos que se imponen sin necesidad ni de lideres ni de conductores.
No hay un rostro ni una voz, sino un billón de voces que exigen a todo el mundo que baile al son de
la misma música.
Y lo más vertiginoso de este Urano en Aries desbocado y prepotente…es que nadie lo puede parar.

Puede ser que tengamos que acabar reconociendo que Plutón en Capricornio no es “el malo de la pelicula”, sino precisamente “lo que nos está siendo robado”.
El tiempo.
Un estado soberano que proteja los intereses de un pueblo.
Un sistema sanitario, y de educación, y las pensiones.
El respeto de los limites y el derecho a proteger un espacio de autonomia personal.
La estabilidad laboral, y el sentido de pertenencia en un mundo, que por agresivamente tecnificado, amenaza convertirnos en el elemento prescindible.
Desautorizados tanto para tomar responsabilidades y decisiones própias como para exigir obligaciones a los que nos las deben.

Quizás el problema de la astrología resida en que uranianamente se cree portadora de una visión universal, y no se dá cuenta que necesita una revisión de algunos de los estereotipos en los que se ha incrustado y no sabe cambiar, y si Urano fuese realmente el planeta del cambio, quizás lo que toca es entender que nuestro entendimiento de este planeta…ha de cambiar!!

Quizás eso sea parte del “despertar”.

 

La cuadratura Urano-Plutón alcanzará en 2013 su momento apoteósico, al recibir la detonación emocional desde el paso del planeta Jupiter por el signo de Cancer, que simultaneamente formará una T-Cuadrada con Urano y Plutón.

Me gustaría recomendaros este artículo del astrólogo y amigo Jesus Gabriel Gutierrez, que es un excelente investigador de la ciclología astrológica.
http://astromanager.blogspot.com.es/2012/09/el-cuello-de-la-botella.html

Jesus aporta una aguda visión de los tiempos que corren, y sus artículos son muy esclarecedores.

 

En cuanto a la ciclología astrológica, espero que la vociferante expansividad jupiteriana, que amenaza con arrastrar a las gentes en la creencia histérica de que el camino hacia la salvación y la solución de todos los problemas ha de pasar por el tribalismo y el nacionalismo, no se convierta en el caldo de cultivo de nuevas demagogias de avestruz. El uraniano tiene el gatillo facil, y tal y como está el patio, no creo que un nuevo 11-S ayude en nada al predominio del sentido común.

No quiero que se me malinterprete, porque no por ello quiero menospreciar el valor y la riqueza del fenómeno jupiteriano en la parte Cancer de todo ser. Yo tambien me emociono y me exalto al sentir mis raices.

La historia reciente ha demostrado que ese tránsito tiene una fuerza tremenda en "lo tribal". No es por nada que Cancer es el signo de exaltación de Jupiter, como se pudo comprobar en el año 2001, en el patriotismo que se generó en U.S.A. a raiz de los atentados de Nueva York, con Jupiter transitando los grados centrales del signo, y en el modo dramático en el que el mapa político de Europa cambiaría tras la caida del muro de Berlin en 1989, generando una miriada de nuevos paises por doquier. En aquella ocasión también, Jupiter transitaba los grados centrales del signo de Cancer.

Este tránsito se repetirá en el año 2013, y no me cabe duda de que convulsionará profundamente de nuevo el mundo, ya que el tribalismo ha sido siempre el resorte defensivo frente al sentimiento de alieniación causado por el divorcio entrte los intereses del pueblo y las intenciones de sus dirigentes mundiales.

No soy astrólogo de corte predictivo así que me guardaré para mi mis intuiciones al respecto.
Lo viviremos todos en nuestras carnes cuando llegue el momento, y solo puedo desear que para todo aquel que lo necesite… la familia aporte seguridad, unión, esperanza y alegria.

Vemos lo que está ocurriendo en el mundo pero no llegamos a comprender del todo, que todo aquello que está ocurriendo no es más que la sombra de otra realidad mucho más profunda.
Esto es igualmente cierto en los asuntos del mundo como en la busqueda de la comprensión de la própia carta natal de uno mismo.
Yo no puedo calibrar el alcance de lo que puede estar esperandonos al otro lado del espejo, pues como ciudadano común, y persona consciente de sus limitaciones, no me puedo atrever a creer entender el alcance de lo que intuyo. El verdadero impulso de individuación es Marte, y marte es el coraje de decidir, por si mismo, la realidad que se quiere vivir.

Si has tenido la paciencia de llegar hasta el final de este artículo, te mereces un caramelo. regalate dos minutos más de tu tiempo y dejame invitarte a este video musical del amigo Jamiroquai. Un brujillo, capricornio él, de los buenos, de los que aprendieron a bailar.
Virtual Insanity

 

Trackbacks/Pingbacks

  1. Audioteca. ¿Era de Acuario? No, gracias. | - 3 marzo, 2014

    […] Artículos BiográficosNikola TeslaPhilip K. DickMikhail TalRafael LafuenteAspectos astrológicosCuadratura Urano PlutónOposición Júpiter Plutón (1)El QuincuncioSaturno Neptuno (1)Saturno Neptuno (2)Urano SaturnoLuna […]

  2. Audioteca. La rebelión de la caverna | www.astrologiadelafuente.com | - 28 marzo, 2014

    […] Artículos BiográficosNikola TeslaPhilip K. DickMikhail TalRafael LafuenteAspectos astrológicosCuadratura Urano PlutónOposición Júpiter Plutón (1)El QuincuncioSaturno Neptuno (1)Saturno Neptuno (2)Urano SaturnoLuna […]

  3. Audioteca. Los aspectos generacionales 3ª parte | - 1 septiembre, 2014

    […] K. DickMikhail TalRafael LafuenteCarta natal del Alzamiento NacionalAspectos astrológicosCuadratura Urano PlutónOposición Júpiter Plutón (1)El QuincuncioSaturno Neptuno (1)Saturno Neptuno (2)Urano SaturnoLuna […]

  4. Urano en los signos del zodiaco | - 6 septiembre, 2014

    […] K. DickMikhail TalRafael LafuenteCarta natal del Alzamiento NacionalAspectos astrológicosCuadratura Urano PlutónOposición Júpiter Plutón (1)El QuincuncioSaturno Neptuno (1)Saturno Neptuno (2)Urano SaturnoUrano […]


Informacion Legal
Terminos & Condiciones
| Politica de Privacidad | Aviso Legal | Contactar 

_________________________________________________________

astrologiadelafuente.com - © 2011~2014
Todos Los Derechos Reservados - Juan de la Fuente - St Esteve de Palautordera, España